Como saber si soy gay

como saber si soy gayComo saber si soy gay: ésta es una pregunta que os hacéis muchos hombres y, muchas veces, os da yuyu conocer la respuesta. Algunos hombres tienen muy claro si lo son o no lo son, pero otros tienen ciertas dudas al respecto.

Como saber si soy gay

La orientación sexual indica si nos sentimos atraídos sexualmente hacia hombres o hacia mujeres. Tradicionalmente se ha clasificado a las personas en heterosexuales (te interesan las personas de distinto sexo al tuyo), homosexuales (te interesan las personas del mismo sexo) o bisexuales (te gustan las personas de ambos sexos por igual).

Para ir descartando: la orientación sexual no tiene que ver con que te guste disfrutar de una parte de tu cuerpo, por ejemplo, del ano. Muchas personas creen, erróneamente, que si un hombre disfruta con la estimulación de su ano es porque es homosexual, y no tiene por qué ser así; por ejemplo, un hombre puede jugar con su ano, a solas o con una mujer, sin pensar en hombres, disfrutarlo muchísimo… y no por eso es gay.

Lo cierto es que la orientación sexual no es, en muchos casos, algo que pueda etiquetarse tan fácilmente y, en muchos casos, hay que matizar el grado en que nos inclinamos más hacia un lado o hacia el otro.

¿A qué me refiero con esto? Me refiero a que, por ejemplo, tú puedes ser hombre y que te guste tener relaciones sexuales genitales con otros hombres. También puedes ser un hombre al que le guste tener fantasías eróticas con otros hombres, pero no le apetezca llevarlas a la práctica. Esos dos hombres podrían ser considerados como homosexuales por definición, pues sienten interés erótico hacia los hombres, pero de una manera tan distinta que hace que sea difícil asumir tal definición. Más ejemplos:

  • como saber si soy gayUn hombre al que le guste besar a otros hombres, pero no sienta deseo de ir más allá
  • Un hombre al que le guste que otro hombre le masturbe o le haga sexo oral, pero que no sienta deseo de masturbar o hacer sexo oral a otro hombre a su vez
  • Un hombre que fantasee con tener relaciones sexuales con penes, pero no con hombres
  • Un hombre al que le guste tener relaciones sexuales con mujeres con genitales masculinos
  • Un hombre que fantasee tener relaciones sexuales con hombres, pero que no desee tener relaciones con penetración
  • Un hombre que se sienta atraído sexualmente por otro hombre en concreto, pero que no sienta deseo por ningún otro más
  • Un hombre que siente interés sexual por otro hombre, pero no interés romántico o sentimental

Todos estos ejemplos son muy distintos e indican distintos grados o formas de sentir deseo sexual hacia un hombre. ¿Podemos decir que todo hombre que sienta cualquier grado y forma de deseo sexual hacia otro hombre es gay? Pues sinceramente, no lo sé ¡y tampoco creo que importe mucho, la verdad! Existe un gran problema y dificultad a la hora de etiquetar el deseo sexual de las personas, pues es una cuestión de grados y formas, más que de o no. Y como hay tantos grados y formas, necesitaríamos un nombre para cada uno de ellos… y eso es casi imposible, a la vez que totalmente infructuoso y engorroso.

Desde hace unos años se viene oyendo el término bicurioso para referirse a los hombres tradicionalmente heterosexuales que sienten interés sexual por otros hombres, pero que sólo lo mantienen en su fantasía o que sólo lo llevan a la práctica en cierto grado (besos, toqueteos, masturbación, sexo oral…).

Suele reservarse el término gay u homosexual a los hombres que sienten interés por otros hombres, mantienen relaciones sexuales genitales con ellos y establecen relaciones afectivas. Pero esto es algo que sigue teniendo muchos, muchos matices, según quien lo interprete. Por eso, para responder a tu pregunta sobre cómo saber si soy gay primero debes tener una definición propia de qué es ser gay para ti y, después, ver si encajas en esa definición.

Realmente no creo que sea necesario etiquetar la orientación sexual de una persona; sería más fácil y práctico que, cada uno, asumiésemos que nuestro deseo sexual es algo sano, libre y muy personal con lo que podemos jugar, experimentar y fantasear a nuestro antojo, sin tener que constreñirlo a una etiqueta, binaria que nos limita, nos censura, nos castiga y no nos deja dar rienda suelta a nuestra sexualidad.

Si tu orientación sexual es algo que te preocupa y necesitas aclararte, pásate por la consulta y lo vemos tranquilamente para que puedas sentirte a gusto y feliz con lo que sientes.

Ana Lombardía.

Deja un comentario