5 razones por las que sí es bueno celebrar San Valentín

es bueno celebrar San ValentínSiempre que se acerca San Valentín surgen dos opiniones encontradas: por un lado, una corriente de entusiastas del Día de San Valentín, que llenan el mundo de corazones, bombones, flores y tarjetas de felicitación. Por otro lado, otra corriente de detractores antiromanticismo que argumentan que el amor debe demostrarse todos los días, no solo el día de San Valentín, y que celebrarlo es la excusa para poder acomodarnos el resto del año. Yo soy muy partidaria de los corazones, los bombones y toda la parafernalia. También soy partidaria de demostrar el amor todos los días, por supuesto. Os voy a contar por qué creo que es bueno celebrar San Valentín.

Las demostraciones de afecto, cariño y amor son fundamentales para mantener la buena salud de la pareja. No dejarnos llevar por la confianza y la dejadez es algo fundamental. Los ya sabe que le quierono es necesario que se lo demuestre todos los días y demás justificaciones de ese tipo no hacen más que llevar la relación a la desidia y a perder la chispa y la ilusión.

Una de las cosas buenas que tiene estar en pareja es precisamente la comodidad, seguridad y estabilidad que aporta. Sabes que hay alguien que te quiere, te cuida y te adora sin que estés siempre arreglado/a, aunque estés sudoroso/a con fiebre en la cama o inaguantable por un pico de estrés en el trabajo. Eso, además de maravilloso, es fundamental y necesario. Pero a veces hace que nos dejemos llevar por esa dejadez y desidia y nos olvidemos de cuidar la pareja, de seducirla y de conquistarla a diario.

5 razones por las que sí es bueno celebrar San Valentín

  1. es bueno celebrar San ValentínSan Valentín es una estupenda ocasión para pasar tiempo en pareja. Muchas veces, con el trajín diario de trabajo, estudios, familia, gimnasios, hijos y lavadoras nos cuesta encontrar tiempo para dedicarlo a la persona que más queremos. Este día viene ya marcado en el calendario, está ahí siempre, lo sabemos con anticipación y nos permite dejar todo lo demás para celebrar el amor. Al ser un día establecido nos permitimos dejar de lado el resto de obligaciones y dedicarnos un día a nosotros
  2. Nos aporta ilusión y entusiasmo. La preparación del plan, escoger un regalo o un detallito, arreglarnos para la ocasión… puede ser algo emocionante y muy estimulante. Nos saca de la rutina y nos centra en cosas positivas para nuestra pareja y para nosotros mismos
  3. Nos recuerda que debemos seducir a nuestra pareja. Tener pareja no significa que ya podamos relajarnos y olvidarnos de seducir. Por muy estable que sea la relación, decidimos continuar o no con nuestra pareja todos los días, incluso aunque estemos casados. Por eso es importante seducir y recordarnos por qué un día elegimos estar juntos
  4. Creamos un recuerdo bonito y aportamos algo positivo a la relación. Es importante tener el máximo número de momentos positivos, enriquecedores y bonitos con nuestra pareja. Son muy importantes para construir la relación, crear una base sólida en la que apoyarnos y disfrutar. Cuantos más momentos positivos tengamos, más satisfechos estaremos con la relación
  5. Nos recuerda que debemos cuidar la relación el resto del año. Las buenas sensaciones y alegrías que puede producirnos la celebración y el reconectar con nuestra pareja nos pone las pilas para mantener esos detalles y buscarnos tiempo el resto del año

es bueno celebrar San ValentínMe parece muy importante que encontremos nuestra forma particular de celebrar San Valentín. Dejando a un lado flores y bombones, que pueden no ser del agrado de todo el mundo, seguro que hay algo que a tu pareja y a ti os parece especial y os hace sentir muy bien.

También me parece fundamental celebrar este día con las expectativas adecuadas: no esperar fuegos artificiales, grandes regalos o grandes gestos. Tampoco esperar que todo sea perfecto. Tampoco esperar que, por celebrar ese día, las tiranteces que pueda tener la relación se vayan a resolver de golpe. Acudir a la cita con ilusión, cariño, naturalidad y buen humor, dispuestos a pasar un día agradable y a disfrutar con nuestra pareja, es lo que nos hará disfrutar de verdad. De este modo, disfrutaréis y veréis que es bueno celebrar San Valentín.

Ana Lombardía.

Deja un comentario