El sexo tántrico

El Tantra

sexo tántricoEl Tantra es una disciplina oriental, una filosofía que se aplica a todos los ámbitos de la vida -no solo al sexual. Tiene que ver con el sentir, con el comunicar, con la relación con nosotros mismos y con los demás, con la conexión con el mundo… es muy espiritual. Se practica desde hace miles de años y busca alcanzar un estado de consciencia en el que conectemos con el universo, en estado de armonía.

Qué es el sexo tántrico

La sexualidad juega un papel muy importante dentro del tantra. El sexo tántrico juega con las energías femenina y masculina, prologándolas en el tiempo, fusionándolas y polarizándolas para disfrutar del placer de una forma en la que los occidentales no estamos acostumbrados. Las relaciones sexuales pueden llegar a durar horas, los orgasmos son muy intensos, el placer no se centra únicamente en los genitales, la conexión con la pareja es mucho más fuerte…

Beneficios para la pareja

sexo tántricoEl sexo tántrico puede ser muy beneficioso para la pareja. La escuela Tantra y Amor  resalta algunos de ellos:

  1. Aumenta la conexión y la complicidad entre los amantes
  2. Promueve el conocimiento y el redescubrimiento de tu pareja
  3. Mejora la autoestima de ambos
  4. Fomenta una sexualidad más amplia y global
  5. El sexo tántrico puede practicarse en cualquier momento de la vida -incluyendo la vejez
  6. Ayuda a conectar los ritmos de deseo, excitación y orgasmo de ambos, haciendo que se acompasen y vayan a la par
  7. Puede ser de gran ayuda en casos de falta de deseo, problemas de erección, dificultades para alcanzar el orgasmo y control de la eyaculación
  8. Puede ayudar a reconectar y a reavivar la pasión y la intimidad perdida
  9. Mejora la relación de pareja también fuera de la cama

Cómo practicar sexo tántrico

Para aprender a practicar sexo tántrico lo más recomendable suele ser asistir a cursos y talleres de tantra: en ellos te enseñan la disciplina, la filosofía, te guían en el aprendizaje, te dan las pautas, resuelven tus dudas, alivian tus temores… Es importante encontrar una buena escuela, pues es un área que está plagada de pseudomaestros con pocos conocimientos que buscan lucrarse a costa del desconocimiento de la gente. Si puedes asistir a una que alguien te haya recomendado o de la que tengas referencias ¡mejor que mejor!

Consejos para iniciarse en el sexo tántrico

Para que vayas haciéndote una idea de lo que es y de lo que te vas a encontrar cuando asistas a un curso o taller de tantra voy a comentar algunas claves para practicarlo:

  • Esfundamental tener un espacio y tiempo. El espacio debe ser un lugar tranquilo, íntimo y agradable, en el que os sintáis cómodos y nadie os moleste ni os interrumpa. Es muy importante, pues el sexo tántrico puede llevar mucho tiempo y requiere que estéis muy a gusto
  • Despacio. Este tipo de sexo es tranquilo, lento y se prolonga en el tiempo. No hay lugar para las prisas ni para apresuramientos. Es una clave primordial, pues este ritmo consigue que la excitación y la conexión aumenten exponencialmente
  • sexo tántricoLa respiración: en el sexo tántrico la respiración es lenta, profunda, circular y acompasada con la de la pareja. De esta forma, las sensaciones son mayores, los sentidos se activan, el placer aumenta y la conexión con la pareja es mucho mayor
  • El contacto visual durante el encuentro sexual ayuda a conectar con tu amante y a sentir su alma. Las luces pueden ser tenues, pero aseguraros de veros bien y mantener la mirada. Los ojos se mantienen abiertos gran parte del tiempo
  • La piel es una gran fuente de sensaciones. Es el órgano sensorial más grande que tenemos y el que nos provoca el placer más grande. Las sensaciones de la piel son centrales en el sexo tántrico. Esta sexualidad le resta importancia a los genitales y prioriza la piel y los cinco sentidos
  • La penetración es una forma de unión de los amantes, la más profunda y potente. La penetración se produce en un momento muy avanzado del encuentro sexual, cuando las energías de ambos están en conexión y son muy potentes. La penetración se hace en posturas que permitan el abrazo para aumentar la cercanía. Además, al inicio y durante un largo rato, no hay movimiento: los dos cuerpos se encuentran unidos, abrazados, sintiéndose, mirándose a los ojos y acompasando su respiración, sintiéndose y disfrutando del placer que ello les produce. Más adelante, cuando se inicien los movimientos, serán siempre pausados y muy profundos
  • El orgasmo se retrasa lo máximo posible para aumentar su intensidad y su duración y sentirlo en todo el cuerpo. Jugando con la respiración y las energías se mantienen los cuerpos sin llegar al orgasmo, acumulando excitación poco a poco, de forma lenta y pausada. Cuando llega, el orgasmo se siente por todo el cuerpo, viene despacio, no se siente sólo en los genitales y es muy, muy placentero. Hay que tener en cuenta que el orgasmo no es una meta ni un objetivo en el sexo tántrico, sino que es algo que, si llega ¡genial! pero sino la relación sexual es igualmente válida y satisfactoria

Ana Lombardía.

Deja un comentario