¿Existen los hombres multiorgásmicos?

Se sabe que algunas mujeres tienen la capacidad de ser multiorgásmicas, pero no es tan frecuente oír hablar de hombres multiorgásmicos. De hecho, una de las preguntas sobre sexualidad que más me hacen es la de si estos hombres existen ¡o son un mito! Lo cierto es que, a día de hoy, hay pocos hombres multiorgásmicos, pero la buena noticia es que pueden aprender a serlo.

Qué es un orgasmo

hombres multiorgásmicosUn orgasmo no es más que un reflejo que puede desencadenarse siempre y cuando haya un gran acúmulo de excitación. Esta excitación puede estar producida por la estimulación del pene, de los testículos, del perineo… ¡o de cualquier otra parte del cuerpo!

Normalmente los hombres aprendéis a tener orgasmos con la estimulación del pene, pues es una zona muy receptiva debido a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que tiene. Como es muy fácil estimularlo, por lo general continuáis provocándoos orgasmos de esta manera, pero eso no quiere decir que no podáis conseguirlo con la estimulación de otras partes del cuerpo ¡y de la mente!

Distintos tipos de orgasmos

Los hombres multiorgásmicos son capaces de diferenciar distintos tipos de orgasmos. Aunque todos son reflejos que se originan en la parte baja de la médula espinal, pueden aparecer y expresarse de distintas formas.

  • Orgasmos acompañados de eyaculación. Son los más frecuentes en la población masculina. La sensación de placer orgásmica va a acompañada de la expulsión de semen
  • Orgasmos sin eyaculación. Son menos frecuentes entre la mayoría de hombres, pero también suceden. Los hombres multiorgásmicos aprenden a separar la sensación orgásmica de la eyaculación, lo que les facilita el poder tener más de un orgasmo
    • También existe la eyaculación sin orgasmo, es decir, la expulsión de semen sin la sensación de placer orgásmica. Bastantes hombres dicen haber experimentado esto

Qué es la multiorgasmia masculina

hombres multiorgásmicosLos hombres multiorgásmicos son aquellos que son capaces de tener más de un orgasmo durante un encuentro sexual, sin necesidad de parar a descansar. Por lo general los hombres, tras tener un orgasmo, pierden totalmente la excitación y la erección, y necesitan parar un rato, horas o días hasta poder excitarse de nuevo y tener otro orgasmo. Para ellos, un orgasmo no implica necesariamente una eyaculación, ni siquiera una erección.

Los hombres multiorgásmicos, además, suelen poder tener orgasmos con la estimulación de otras partes del cuerpo. El pecho, los glúteos, los testículos, los brazos… son susceptibles de provocar orgasmos. La sola estimulación de la mente, mediante la visión de escenas sugerentes o la simple elaboración de fantasías en la cabeza, pueden llevarles también al orgasmo.

Cómo aprender a ser un hombre multiorgásmico

Los hombres multiorgásmicos aprenden a vivir su sexualidad de una manera distinta a la del resto de los hombres. Es un aprendizaje muy divertido y placentero y, aunque lleva tiempo, dedicación y energía, es un proceso muy estimulante y que, desde luego, merece la pena. En nuestros talleres te enseñamos a hacerlo, pero te adelanto algunas claves que puedes ir practicando en casa.

  • Tu objetivo no debe ser llegar al orgasmo. Aunque suene contradictorio, es importante que te centres en el placer por el placer, eliminando el objetivo del orgasmo. Esto te permitirá disfrutar más y ampliar sensaciones
  • El pene no debe ser el centro del placer. Aunque el pene proporciona muchísimo disfrute, es importante expandir y ampliar tus zonas erógenas.
  • Estimula toda la piel. Dedica tiempo a estimular toda la piel de tu cuerpo, a sentirla, a erotizarla. Los hombres por lo general tienen menos zonas erógenas. Esto es porque normalmente se centran en el pene y se olvidan del resto del cuerpo. Hay que sensibilizar toda la piel acariciándola, besándola, tocándola…
  • Ralentiza y profundiza la respiración. Es frecuente que durante el sexo la respiración se acelere y se haga más superficial. Hacerla más lenta y profunda te ayudará a manejar mejor tu energía sexual. Además, el placer será más intenso, la excitación durará más y los orgasmos serán más placenteros
  • Fortalece el suelo pélvico. El suelo pélvico es la musculatura que te permitirá mejorar el control de la eyaculación. También hará que las contracciones orgásmicas sean más fuertes. Cuanto más fuerte sea tu suelo pélvico, más fácil será conseguir la multiorgasmia. Los ejercicios de Kegel te ayudarán a poner esta musculatura en forma

Te recomiendo que te suscribas al blog para estar al tanto de los talleres que vamos programando y de los artículos que puedan interesarte para disfrutar más de tu sexualidad.

Ana Lombardía.

Deja un comentario