Mi cuerpo ha cambiado tras el embarazo

¡Hola Ana!

mi cuerpo ha cambiado tras el embarazoYa he leído otra pregunta de otra lectora, que preguntaba cómo subir su autoestima sexual (sin depender de la pareja). Pero aún así quería mandarte la mía.: mi cuerpo ha cambiado tras el embarazo y está afectando a mi sexualidad.

Tengo 27 años y hace un año que tuve a mi maravilloso hijo, se me han quedado un montón de estrías y el ombligo caído, ahora que dejé la lactancia se me ha quedado el pecho súper pequeño de golpe y caído… y para más inri soy madre soltera. Además por ahi abajo se me ha quedado todo “agrandado”, aunque hago mis ejercicios de kegel para estar en forma. Quiero retomar mi vida sexual, especialmente ahora que he conocido a una persona y me gustaría que pasara algo más entre nosotros, pero de pronto me encuentro con muchísima inseguridad en mí mismaque no sé cómo mejorar. Nunca me he considerado una persona superficial, pero cuesta asimilar tanto cambio físico de golpe. ¿Me podrías dar algún consejo?

Lo que te sucede es normal: son muchos cambios físicos muy radicales en poco tiempo y es normal que te cueste acostumbrarte a ellos. Los cambios en nuestro cuerpo normalmente suelen ser más paulatinos y nos da tiempo a acostumbrarnos a ellos o a ponerles remedio en cuanto empiezan a aparecer pero, con el embarazo, eso no es posible.

Debes saber que no eres la única ni la primera a la que esto le sucede: a todas las madres les cambia el cuerpo en mayor o menor medida después del embarazo y el parto. También debes saber que tu vida sexual puede continuar con todos estos cambios.

Como mejorar tu relación con tu cuerpo tras el embarazo

  1. Asume que tu cuerpo ha cambiado: tu cuerpo ahora es distinto ¡y está bien! El cuerpo de todas las personas -hombres y mujeres- va cambiando con el tiempo y las circunstancias y creer que debe mantenerse siempre de la misma manera es inútil y muy frustrante.
  2. mi cuerpo ha cambiado tras el embarazoTu cuerpo es bello:siempre nos dicen que el cuerpo de una mujer tiene que ser esbelto, delgado, suave, terso y firme… ¡pero no tiene por qué ser así! Aunque suene a tópico, hay muchas formas de belleza y a cada persona le gusta una cosa distinta. La maternidad tiene un componente erótico muy alto para muchas personas y puede excitarles mucho. Los signos que ha dejado en tu cuerpo el embarazo y el parto son símbolos de algo precioso que has tenido -un bebé al que adoras- y, por ello, son bonitos
  3. Expresa y comparte tu malestar con tus nuevas parejas: si te sientes incómoda, te da vergüenza o miedo tener relaciones sexuales háblalo con tu pareja. Coméntale lo que te pasa, lo que sientes, tus preocupaciones al respecto… Os servirá para entablar más confianza y conoceros mejor el uno al otro. Además, podrá tranquilizarte, animarte y quitarte miedos de encima
  4. ¡Si alguien se acuesta contigo es porque quiere!:si alguien te elige es porque le gustas, porque le atraes, porque le pones cachondo/a… Si está contento/a contigo… ¡no seas tú quien se preocupe!
  5. Ponte manos a la obra para cambiar lo que no te gusta: muchos de los cambios que se han sucedido en tu cuerpo son reversibles o pueden aliviarse
  6. Ejercicos Kegel para fortalecer el suelo pélvico: sigue con ellos ¡te irá muy bien! Incluso puedes acudir a un fisioterapeuta del suelo pélvico que te ayude con los ejercicios Kegel y, además, te enseñe otros que funcionan a las mil maravillas
  7. Cremas: te irán muy bien para reparar la piel dañada
  8. Ejercicio aeróbico: te ayudará a quemar grasas y a bajar de peso si es que lo has cogido con el embarazo
  9. Ejercicios de tonificación: pesas, musculación, pilates… te pondrán en forma de nuevo
  10. Alimentación adecuada: consulta con tu médico para que te recomiende un estilo de alimentación apropiado para tí
  11. Algunos cambios no son reparables: las estrías o el pecho caído pueden aliviarse… pero no repararse del todo ¡a no ser que pases por cirugía! Te recomiendo que, antes de tomar una decisión tan drástica como esa, pruebes todas las opciones anteriores
  12. Siempre te toparás con algún/a imbécil: siempre corres el riesgo de encontrarte con algún atontado/a que se queje o no le guste tu cuerpo ¡no te voy a engañar! pero ese riesgo lo corrías también antes del embarazo. Lo más importante es que tú estés contenta

Si aun así no consigues estar a gusto con tu cuerpo, vente un día a mi consulta y hablamos de ello; se pueden hacer muchas cosas en consulta para solucionarlo. Estoy aquí para lo que necesites. Además, si no vives en Madrid, podemos vernos por Skype -mi usuario es sexoenlapiel.

¡Un beso fuerte!

Ana Lombardía.

Deja un comentario