Luna The Show. Cabaret erótico en el Teatro Alfil de Madrid

Luna The Show. Cabaret erótico en el Teatro Alfil de Madrid

Luna The ShowLuna The Show es un espectáculo de cabaret lleno de humor, música y arte. Llevamos una larga temporada en la que la cartelera madrileña nos ofrece un montón de cabarets, encabezados por The Hole, que apenas se distinguen unos de otros… pero este es especial.

Quizás no sea el más espectacular pero sí es el más divertido, el más fresco y el más natural de todos ellos. Trata el sexo con un humor muy sano, sin la jocosidad excesiva de otros montajes que he visto últimamente. Es incluso muy didáctico –nos enseñaron a localizar el Punto P, ese punto de placer tan especial que podemos encontrar en el interior del ano masculino.

Ojo los tímidos/as, pues los actores interactúan bastante con el público ¡¡pero lo hacen tan bien!! que hasta yo, que soy ultra vergonzosa para esas cosas, estaba deseando que me eligiesen a mí para incluirme en algún número. Merece mucho la pena.

Una cosa que me gustó mucho es que las mujeres que protagonizan el show están buenas, sí, y son muy atractivas, sí, pero son tías que te puedes cruzar en la calle, con su celulitis, sus tetas pequeñas y sus culazos. Y eso mola, porque demuestra que cualquier mujer puede ser tan espectacular y sexy como para actuar en un espectáculo erótico.

Luna The ShowLuna The Show se representa todos los sábados, hasta el 30 de Abril, en el Teatro Alfil de Madrid – calle del Pez, 10. Tienes entradas en Atrápalo desde 12 euros. Te recomiendo que cojas sitio en la planta baja (en la de arriba no se ve casi nada, no merece la pena, la visibilidad es muy reducida) donde, además, puedes sentarte en una mesa y tomarte algo.

Los asientos están sin numerar, por lo que es conveniente ir a hacer cola un rato antes de la hora del espectáculo, para coger una buena mesa. Sino llegas a tiempo, no pasa nada, en toda la planta baja se ve muy bien.

Antes de entrar al teatro puedes cenar o tomarte algo en cualquiera de los múltiples bares que hay en la misma calle: Gumbo, El Pez Gordo, El Palentino… Están todos hasta arriba, así que ve con tiempo o reserva mesa si quieres sentarte a cenar.

 

Ana Lombardía.

 

Luna The Show

Bailes latinos y sexualidad

Bailes latinos y sexualidad

La danza es una forma de expresión de sentimientos, de emociones y de intenciones. Es una de las formas más puras de comunicación que tiene el ser humano. A través de la danza transmitimos alegría, tristeza, ira, miedo, pasión… a las personas que están observando nuestra danza.

baile y sexualidadEstos bailes, aunque vistos “desde fuera” puedan resultar bonitos, alegres y divertidos, no se bailan con la intención de engatusar o transmitir a la persona que observa. En estos bailes lo más importante -de hecho, lo único importante- es la persona con la que estás bailando.

Se baila por y para la persona que tienes delante: durante los minutos que dura la canción, no hay nada más en el mundo. Tu objetivo es  hacer disfrutar a tu pareja de baile, seducirla, divertirla, hacerla sentir especial… la técnica, el ritmo, los pasos y las figuras son sólo una herramienta para conseguir que tu pareja brille, sonría y caiga rendida a tus pies. El objetivo principal de este baile es seducir: seducir para enamorar, para engatusar, para facilitar un encuentro sexual… pero también es seducir para disfrutar, para reír, para crear un vínculo, para que quieran volver a bailar contigo.

Durante un buen baile apenas se articula palabra, sólo habla el cuerpo e, incluso, las miradas. Los cuerpos juegan, se comunican, se coordinan el uno con el otro para llevar a cabo los movimientos más divertidos, sensuales y armoniosos posibles. El baile se disfruta desde dentro y, cuanto más lo estés disfrutando, más disfrutará tu acompañante.

Mientras dura el baile se genera una burbuja alrededor de los bailarines en la cual no entra nada ni nadie más. Durante esos breves minutos los dos bailarines están solos y sólo importan ellos dos. De hecho, en las salas de baile se considera de mala educación interrumpir el baile antes de que la canción finalice (ya lo haga uno de los miembros de la pareja o una tercera persona que se les acerque). Cuando acaba la canción, la burbuja se desvanece poco a poco, dejando un breve momento para la despedida antes de realizar la búsqueda de una nueva pareja… o decidir que se quiere continuar bailando con la actual.

Un buen baile consigue que sonrías, eso sin duda… Pero la sensación que tienes tras un buen baile es muy difícil de describir: tras un buen baile te sientes viva/o, llena/o de energía, eufórica/o. Un auténtico buen baile te alegra la noche, te deja satisfecha/o y realizada/o. Tras un auténtico buen baile te vas a casa feliz y con la sensación de haber tenido una noche redonda. Basta sólo con uno para irte a casa con esa sensación.

Como veis, este baile tiene mucho que ver con la sexualidad: dos personas que se divierten, se seducen, comparten un momento íntimo, procurando disfrutar y satisfacer a su pareja. Además, la sensación que se produce tras un buen baile es, curiosamente, muy parecida a la que se tiene tras un buen orgasmo.

Además, estos bailes tienen muchos beneficios para la sexualidad: mejoran la autoestima, desarrollan las habilidades de seducción y comunicación, te ponen en forma, aumentan el deseo y la libido, estimulan la imaginación erótica…

¡A bailar y a disfrutar de la sexualidad!

Ana Lombardía.