Cómo empezar a usar juguetes eróticos

Los juguetes eróticos y los complementos para usar en la cama están cada vez más de moda. Proliferan las tiendas y las webs en las que puedes encontrar todo tipo de cacharritos para animar tu vida sexual. La variedad es muy grande y las opciones son múltiples, así que vamos a comentar algunas claves sencillas sobre como empezar a usar juguetes eróticos:

  1. juguetes eróticosLos juguetes eróticos no son para pervertidos:los juguetes los usan personas normales y corrientes y cada vez más gente tiene alguno en su dormitorio; es más, cada vez es más raro encontrar a alguien que no tenga ninguno. Usar juguetes no significa que seas un salido/a, ni que seas un rarito/a ni nada por el estilo. ¡Usarlos es muy saludable y divertido!
  2. Usarlos no significa que te aburras en la cama:el que alguien use juguetes no significa que los use porque su vida sexual es monótona y aburrida y que, por ello, tenga que tirar de ellos para animarse. Los juguetes pueden ser un complemento más en la cama, de forma natural y sencilla
  3. Escoge los que te hagan sentir cómoda/o y te llamen la atención:elige los juguetes y complementos sexuales que te atraigan, te despierten seguridad, te parezcan bonitos… No te fuerces a comprar algo que no te apetezca y te cause rechazo porque un amigo/a diga que es estupendo, porque el vendedor insista o porque a tu pareja le guste
  4. Empieza con lo básico: si es la primera vez que te adentras en el mundo de los juguetes eróticos y te produce un poco de inseguridad y escepticismo empieza por el principio y ve a lo básico: preservativos de colores y sabores, lubricantes, aceites de masaje y balas balas vibradoras son un buen comienzo

Algunos tipos de juguetes y complementos sexuales

  • Preservativos:de colores, de sabores, estriados, retardantes… Son una forma genial de animar la muy necesaria protección ante infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados.
  • juguetes eróticosLubricantes:los lubricantes se han convertido en un básico imprescindible en la mesilla de noche. Facilitan la penetración y la suavizan, dan una sensación distinta y muy placentera, los de sabores son ideales para el sexo oral… Escógelos con base de agua, para que no dañen los condones
  • Aceites de masaje:maravillosos para empezar con un masajito relajante y sensual. Escoge aceites de almendras, de coco… son ideales para masajear el cuerpo y los genitales
  • Juegos de mesa:¡hay una gran variedad! Desde cartas, dados, tableros… proponen prácticas sexuales, retos, posturas, pruebas…
  • Dildos:para penetrar a tu pareja o a tí mismo/a y descubrir nuevas sensaciones, alcanzar  y estimular el punto G…
  • Vibradores:desde sencillas balas vibradoras, vibradores con mando a distancia, aparatos con varias velocidades, dobles vibradores para clítoris y punto G, anillos… ¡la oferta es muy amplia, tanto para hombre como para mujer!
  • Masturbadores masculinos: texturas que simulan bocas, vaginas, anos… fáciles de manejar y muy logrados. Desde los sencillos huevos de Tenga a reproducciones realistas de vulvas y vaginas
  • Bolas chinas:vaginales y anales, pueden ser tanto estimulantes como muy útiles para fortalecer el suelo pélvico
  • Disfraces:para recrear tus fantasías y/o jugar a juegos de rol. Colegialas, enfermeras, bomberos, policías…
  • juguetes eróticosLencería: siéntete y muéstrate más sexy con conjuntos muy eróticos. Encajes, aberturas, transparencias, colores… ¡hasta comestibles! Tanto para hombre como para mujer
  • Películas y libros: estimulan la fantasía y son muy excitantes, tanto para disfrutar a solas como en pareja. Tanto en Internet como en formato físico encontrarás para todos los gustos
  • Arneses, columpios, cuerdas, sofás, camas: arneses para colgarse y practicar nuevas posturas, columpios sexuales, cuerdas para atarse, sofás con formas diseñadas para disfrutar del sexo, camas vibradoras…

Como veis, la oferta es muy amplia y hay para todos los gustos. Desde los que se inician a los más avanzados, desde los más recatados a los más atrevidos, desde los más clásicos a los más innovadores. Lo más importante es que te sientas a gusto, que te despierte curiosidad, que te excite y que te de placer. Al fin y al cabo ¡el sexo es para eso!

¡A disfrutar!

Ana Lombardía.

Deja un comentario