No tengo deseo sexual porque estoy agotada

No tengo deseo sexual porque estoy agotada

Una de las grandes preocupaciones en sexualidad es el bajo deseo sexual. Es algo que afecta a muchas personas, y con mucha frecuencia a mujeres. Muchas veces acudís a mi consulta pidiéndome que os recomiende algún milagroso producto para aumentar el deseo sexual, pues os sentís muy perdidas en este aspecto y no sabéis qué hacer para mejorar la situación.

Las causas del deseo sexual son muy variadas: problemas de pareja, dificultad para disfrutar de los encuentros sexuales, desconocimiento de la propia anatomía, problemas en la relación de pareja, desinterés por la sexualidad en general…

Hoy quería hablaros de uno de los grandes motivos por los que la libido puede desaparecer: la falta de energía. Vivimos en una sociedad que nos fomenta ir todo el día corriendo de un lado para otro, con un montón de tareas a la vez, cientos de cosas en la cabeza a las que atender… ¡es agotador! Todo esto hace que quede poco tiempo una misma, que el sueño sea escaso y de poca calidad y que el sexo pase a ser la última de nuestras prioridades.

Es muy difícil que el deseo sexual aparezca si estamos cansadas y sin energía; el cuerpo y la mente reservan la poca energía que nos queda para las cosas imprescindibles, y deja el sexo en segundo plano.  Incluso, seguramente estemos más tristes, con el estado de ánimo bajo, apáticas y sin ganas de nada.

Si hemos perdido el deseo sexual porque estamos demasiado cansadas –y hemos descartado ya el resto de los motivos que mencionaba antes- es importante ponernos manos a la obra para reestructurar nuestra vida, deshacernos de responsabilidades, delegar tareas y dejar espacio al autocuidado.

A veces, para arrancar con todo esto, podemos necesitar un “empuje” extra que nos de energía, mejore nuestro estado de ánimo y nos ponga en disposición de cuidarnos más y crear tiempo para el disfrute.

FEMME UP es una herramienta para mejorar la libido que consta, por un lado, de suplementación natural y, por otro, de asesoramiento de profesionales –sexólogas, fisioterapeutas  y ginecólogas que te ayudarán en el proceso de recuperar tu vida sexual.

El suplemento contiene

  • Damiana, una planta que ayuda a regular el sistema hormonal
  • Maca, una planta utilizada tradicionalmente para mejorar la energía y el estado de ánimo
  • Ginkgo Biloba, con acción vasodilatadora que mejora la sensibilidad
  • Vitamina B5 y B6, para mejorar la fatiga

Además, desde FEMME UP te proporcionan 6 e-books con la información que necesitas para conocer mejor el funcionamiento del deseo sexual y la opción de consultar por whatsapp o email las dudas que tengas al respecto.

Sé que a muchas personas les encantaría tener una pastillita mágica que les devolviese el deseo sexual rápidamente, sobre todo cuando esto está ocasionando problemas en la relación de pareja. La suplementación natural de Femme Up puede ayudar y hay que ser constante con ella para que haga efecto –hay que tomarla durante al menos 2 o 3 meses-, pero por sí sola no funciona. Es por ello que seguramente tendremos que hacer cambios de hábitos, modificar las dinámicas con las que vivimos las relaciones sexuales en pareja, aprender y descubrir nuestra sexualidad y muchas cosas más.

Cada persona pierde el deseo sexual por un motivo distinto, por lo que es fundamental contar con los profesionales adecuados que nos ayuden a encontrar esas causas y nos guíen en el proceso, paso a paso, y sin dar vueltas.

Ana Lombardía.

Formulario de suscripción regalo

Me siento inseguro/a en la cama

Me siento inseguro/a en la cama

Hay muchas personas que no se sienten seguras y confiadas en la cama. Ante la perspectiva de un encuentro sexual se pueden poner tan nerviosas que, incluso, pueden llegar a evitar dichos encuentros para no enfrentarse a su temor. 

Esto es bastante frecuente. Muchas veces creemos que no contamos con la experiencia o el conocimiento suficiente en materia sexual para disfrutar y para hacer que nuestra pareja disfrute también. Algunos de los pensamientos más frecuentes al respecto son los siguientes:

  • “Se me va a notar que no tengo experiencia”
    • “Mi pareja va a pensar que soy malo/a en la cama”
  • “No va a querer volver a verme”
  • “Mi pareja me va a dejar porque no está satisfecha
  • “Se va a dar cuenta de que no me lo paso bien y se va a frustrar”
  • “No soy lo suficientemente abierto/a, lanzado/a, sexy en la cama”
  • “No soy lo suficientemente atractivo/a para que me desee y se lo pase bien conmigo”

Cuando una persona llega a un encuentro sexual pensando todas estas cosas es probable que se bloquee, se paralice, no disfrute y no sea capaz de conectar con su pareja en el plano sexual. Esto hará que suceda lo que más teme: que su pareja no disfrute con ella en la cama. 

Si bien es cierto que algunas personas no tienen mucha (o ninguna) experiencia en el plano sexual, ni disponen de mucha información y conocimientos, es importante recordar que la sexualidad consiste en sentir y no en saber. En la cama no hay reglas ni verdades universales que funcionen con todo el mundo. La técnica amatoria mejor aplicada del mundo no funcionará en absoluto si no estamos sintiendo y disfrutando de lo que estamos haciendo. De hecho, hay grandes amantes que no han tenido mucha experiencia previa ni muchas parejas sexuales, pero que son capaces de conectar, sentir y disfrutar. Igualmente, hay personas que han mantenido muchas relaciones sexuales con personas muy variadas… con serias dificultades para disfrutar y hacer disfrutar a otros. En la consulta te puedo enseñar técnica muy sencillas para aprender a sentir, a conectar con la otra persona y a centrarte en el placer (y no en los miedos de tu cabeza). 

También podemos adquirir algunos conocimientos y habilidades que nos ayuden a sentirnos más seguros. Son pequeñas cosas muy sencillas que pueden marcar una gran diferencia a la hora de enfrentarnos a la sexualidad con más confianza:

  • Lee libros sobre sexualidad: hay grandes libros que nos pueden ayudar a comprender mejor cómo funciona la sexualidad y resolver las dudas más “teóricas” que tengamos al respecto.
  • Conoce tu cuerpo: obsérvate desnudo/a delante de un espejo, tócalo y acarícialo. Haz lo mismo con tus genitales. Obsérvalos delante de un espejo, pasa tus manos por ellos y observa tus sensaciones.
  • Aprende sobre juguetería erótica: visita una web como esta para conocer los juguetes que hay ahora mismo en el mercado. Curiosea los productos, sorpréndete con las últimas novedades e, incluso, lánzate a comprar alguno.
  • Visita una tienda erótica física: es una gran experiencia animarse a visitar una tienda en persona, comprobar que son sitios relajados, tranquilos y naturales, tocar los productos con tus manos y charlar con las dependientas sobre ellos.

Es fundamental recordar que a la cama se va a disfrutar. La sexualidad es algo muy individual, por lo que no permite conectar con otra persona desde una experiencia única, en la que no necesitamos tener grandes conocimientos ni experiencia. Lo más importante es acercarnos al otro con curiosidad, deseo y ganas de disfrutar. Desde ese punto, todo sucederá de forma sencilla. 

Ana Lombardía.

Apoyo psicológico gratuito durante el aislamiento por el coronavirus

Apoyo psicológico gratuito durante el aislamiento por el coronavirus

Voy a intentar poner mi granito de arena y contribuir a que podamos llevar mejor esta situación. Por ello, y mientras dure la cuarentena, cada semana atenderé de forma gratuita a dos personas que estén teniendo dificultades para gestionar el aislamiento: ansiedad, estrés, miedo, soledad, conflictos en la convivencia, en la gestión del tiempo y de la rutina…

Estas sesiones durarán 25 minutos y se realizarán los jueves

  • De 12.00 a 12.25
  • De 12.30 a 12.55

Además, voy a ofrecer también sesiones de 25 minutos para trabajar estos problema a un precio simbólico de 12 euros. Estas sesiones se realizarán los jueves

  • De 13.00 a 13.25
  • De 13.30 a 13.55
  • De 14.00 a 14.25

De este modo, dedicaré mis mañanas de los jueves a ayudar a 5 personas que estén teniendo dificultades para sobrellevar toda esta situación (a 2 de ellas de forma gratuita, y a 3 con precio simbólico). 

Estas sesiones se realizarán por videoconferencia vía Skype. 

Para solicitar este servicio escríbeme un email a contacto@sexoenlapiel.com indicando en él

  • Nombre y apellido
  • Edad
  • 5 líneas máximo contándome tu problema

Igualmente, sigo pasando consulta en los horarios y tarifas habituales, con los temas de sexualidad y pareja.

Mi pareja y yo no nos entendemos en la cama

Mi pareja y yo no nos entendemos en la cama

Hay parejas que no se acaban de entender en la cama. Muchas veces sí se llevan bien en la vida cotidiana -tienen buena comunicación, se relacionan bien, tienen los mismos gustos…- pero cuando se trata de sexo la cosa no acaba de funcionar

En realidad, esto es bastante frecuente. Igual que a los miembros de la pareja les pueden gustar géneros de películas distintos, tener preferencias diversas acerca de qué hacer en vacaciones o gustos dispares en cuanto a comida se refiere… con el sexo pasa lo mismo. 

Vamos a comentar algunas de las diferencias con las que se encuentran las parejas a la hora de mantener relaciones sexuales:

  • Uno tiene más ganas que el otro. Uno siente deseo sexual con más frecuencia que el otro, y eso genera conflicto entre ambos.
  • Tú por la mañana, yo por la noche. A veces uno prefiere mantener relaciones en un momento determinado del día (porque se siente más enérgico, porque está descansado, porque está más receptivo) y la pareja prefiere en otro. Eso depende de los biorritmos de cada uno.
  • Tierno o salvaje. La actitud con la que preferimos mantener relaciones sexuales puede ser también motivo de discrepancia. Si uno prefiere una actitud más tierna y dulce y el otro más pasional y salvaje, puede ser difícil coordinarse.
  • Unas prácticas u otras. Si uno prefiere el sexo oral y el otro la masturbación, o uno quiere hacer sexo anal y el otro no, es posible que al menos uno de los dos no se quede satisfecho.

Hay veces que las diferencias entre dos personas son tan grandes que hace que sean incompatibles en la cama. Pero antes de tirar la toalla se pueden hacer muchas cosas para intentar acercar posturas y llegar a un punto intermedio en el que los dos se sientan a gusto. Para ello, es fundamental seguir tres pasos: 

  1. Autoanálisis: haz un ejercicio de autoconocimiento y reflexiona acerca de qué es lo que te gusta en la cama, qué necesitas para sentirte satisfecho/a, cuáles son tus límites, qué cosas necesitas sí o sí, de cuáles puedes prescindir…
  2. Comunicación: transmite a tu pareja tus conclusiones con cariño y en positivo, escogiendo tus palabras y haciéndote cargo de tus necesidades. Siempre es mejor decir “me encantaría que me hicieses sexo oral, pues lo disfruto muchísimo” a “estoy hasta las narices de que nunca me lo comas, si no lo haces me voy a sentir frustrado/a y te voy a dejar”
  3. Negociación: una vez expuestos los deseos y necesidades de ambas partes, toca negociar. En el sexo negociar implica hacer más atractivas algunas prácticas o buscar un punto intermedio para los dos. Por ejemplo, si a mi pareja el sexo anal le molesta puedo proponer usar un lubricante anal para reducir las molestias. Si yo prefiero hacerlo por las mañanas pero mi pareja tarda en despertarse, puedo levantarme antes e ir preparando café o calentándole la ducha.

La negociación en el sexo tiene que partir siempre de la seducción. No valen cosas como “si tu me haces sexo oral, yo accedo a tener sexo por la mañana”. Lo importante es que hagamos más apetecible el tener sexo oral o hacerlo por la mañana. 

Una vez acabado el proceso de negociación tendremos que reevaluar la situación. ¿Estoy a gusto con el tipo de vida sexual que he conseguido? ¿Me siento satisfecho/a así? Si la respuesta es afirmativa, ¡fantástico! Podré continuar disfrutando de la relación. Si no es así, habrá que plantearse la posibilidad de la ruptura, abrir la relación a terceras personas en el plano sexual si estoy en una relación monógama o tratar de aceptar (que no resignarme) que no voy a tener el tipo de vida sexual que me gustaría. 

Ana Lombardía.

Suscríbete para recibir en tu email todas las noticias de Sexo en la piel

Suscríbete para recibir en tu email todas las noticias de Sexo en la piel

You have Successfully Subscribed!