Introducción al BDSM. Taller

Introducción al BDSM. Taller

bdsm tallerINTRODUCCIÓN AL BDSM

Desde las más tempranas épocas de la historia del ser humano, la sexualidad elaborada y diversa ha sido clave en nuestra evolución. A pesar de los vaivenes culturales e históricos, asoman constantemente- con mayor o menor visibilidad- las pulsiones creativas en el ámbito de lo sexual. En este taller práctico-teórico ofreceremos pautas para introducirte de una manera natural y segura en prácticas sexuales diferentes de las “tradicionales”.

En este taller nos centraremos en presentar las prácticas, normas y el sentido de BDSM: Bondage, Dominación, Sumisión/Sadismo y Masoquismo.

Contenido del taller:

  • Qué es BDSM y ¿cómo sé si a mí me va?
  • ¿Dónde me estoy metiendo? ¿Por qué? y ¿cómo lo hago?
  • Las reglas del juego
  • Diferentes modalidades de dominación/sumisión
  • Fronteras del dolor y del placer
  • Prácticas más habituales en el BDSM y sus técnicas: spanking, bondage, fetichismos, privación sensorial…
  • Dónde encuentro lo que busco

Pincha aquí para inscribirte o aquí para pedir más información. También puedes reservar tu plaza en el teléfono: 914 686 178 o a través del correo electrónico: info@losplaceresdelola.com

Taller de iniciación al Bondage. El erotismo de las cuerdas

Taller de iniciación al Bondage. El erotismo de las cuerdas

Taller de iniciación al BondageEL EROTISMO DE LAS CUERDAS. TALLER DE INICIACIÓN

Os invitamos a acercaros al mundo de las ataduras eróticas desde una aproximación práctica, en la que podréis descubrir múltiples aproximaciones al mundo de las cuerdas usadas como elemento de comunicación sensual. Es un taller de iniciación en el que no se requiere experiencia previa y sí buena disposición y mente abierta a las sensaciones.

– Presentación
– Historia, materiales y seguridad
– ¿Por qué atar? La cuerda como elemento erótico
– Ejercicio práctico de ataduras simples de pies y manos y sus posibilidades
– Ataduras bellas y ataduras prácticas. Errores comunes
– El sentimiento, la emoción y la energía en la atadura
– Ejercicio práctico
– Combinación de lo aprendido entre sí
– Despedida y cierre

Pincha aquí para inscribirteaquí para pedir más información. También puedes reservar tu plaza llamando al teléfono 914 686 178 o a través del correo electrónico madrid@sexacademybarcelona.com

¿Es el feminismo compatible con el BDSM?

¿Es el feminismo compatible con el BDSM?

bdsmSí. Creo que el feminismo es compatible con el BDSM. Puedes ser una buena feminista y que te encante el BDSM, tanto en el rol sumiso como en el dominante. El feminismo habla de la igualdad entre hombres y mujeres, y el papel que te guste adoptar en la cama no implica que no estés respetando los principios del feminismo

Os lo explico con un ejemplo: hace tiempo vino a mi consulta una chica joven, heterosexual y muy activa en los círculos feministas de Madrid. Acudió a mí porque estaba preocupada: disfrutaba muchísimo del rol sumiso en la cama con sus parejas. Tenía miedo de que, por ello, estuviese incumpliendo las reglas del feminismo, por lo que en ocasiones no expresaba su deseo de ser sumisa y, por tanto, no disfrutaba de sus relaciones sexuales.

Las veces en las que sí se permitía disfrutar del rol sumiso se lo pasaba en grande: eran relaciones sexuales deseadas, consentidas, placenteras y muy positivas para ella y para sus amantes. Los acuerdos a los que llegaba con sus parejas dominantes eran de su total agrado y se sentía muy cómoda con ellos.

¿Dónde está el problema entonces? Ella ejercía su derecho a disfrutar de su sexualidad a su manera y sus parejas la apoyaban para que así lo hiciese. Nadie obligaba a nadie a hacer nada que no quisiese, ni se pisoteaban los derechos de nadie, ni se juzgaba a nadie. A mí esto me parece bastante feminista.

bdsmEsta chica en concreto disfrutaba del BDSM únicamente en las relaciones sexuales de cama, pero hay muchas otras personas que disfrutan del BDSM 24/7, es decir, mantienen relaciones sexuales de dominación y sumisión también en la vida cotidiana. Estas personas también pueden ser feministas si lo hacen de un modo consensuado, placentero y deseado. El feminismo no tiene que ver con el rol que te guste adoptar, sino con que nadie te obligue a adoptarlo y con que nadie te impida adoptarlo. Y con que nadie te juzgue por adoptarlo. Ni te llame feminista de segunda por ello.

Ana Lombardía.