Despertando el Deseo: La Importancia de la Relajación

Despertando el Deseo: La Importancia de la Relajación

Para que el deseo sexual florezca en nuestras vidas, es fundamental encontrar momentos de relajación. En medio del ajetreo, las obligaciones, la sobrecarga de trabajo o el estrés de la vida diaria, se hace muy difícil acarrear con todo y tenemos que prescindir de aquello que no es prioritario. Desafortunadamente, nuestra vida sexual suele ser de las primeras afectadas y el deseo puede quedar en segundo plano. Es por eso que la relajación es clave para que el deseo surja con naturalidad.

deseo

El estrés como enemigo del deseo

El cortisol, conocido comúnmente como la hormona del estrés, puede afectar negativamente el deseo sexual. El estrés excesivo aumenta los niveles de cortisol en el cuerpo, lo que a su vez puede disminuir el deseo sexual. Esta es una respuesta natural del cuerpo a situaciones estresantes, ya que prioriza la supervivencia en lugar del placer. Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo se prepara para lidiar con amenazas, y el deseo sexual pasa a un segundo plano. 

Muchas personas se sienten mal por tener poco deseo sexual, creen que hay algo mal en su libido e incluso, pueden llegar a ser muy duras con ellas o ellos mismos. Ya vemos que, a veces la falta de deseo es una respuesta de supervivencia de nuestro propio cuerpo y que, por supuesto, no hay nada malo en nosotros.

Un buen comienzo para empezar nuestro camino hacía un deseo y una sexualidad libre y plena podría ser intentar liberarnos de cargas para bajar poco a poco los niveles de estrés. Si no es suficiente, siempre podemos buscar otras estrategias como la meditación, la respiración profunda o la terapia. Estas técnicas pueden ayudarte a liberar tensiones y abrir espacio para el deseo sexual.

Además, empezar a buscar tiempo para nosotros, para descansar y para no hacer nada. Es muy importante que pasemos tiempo de calidad tanto en pareja, como con nosotros mismos. Saca tiempo para momentos de intimidad y relajación en tu vida diaria como: masajes, baños relajantes, cocinar ese postre del que tanto disfrutas, dedicarle tiempo a tu hobby preferido o simplemente pasar tiempo sin distracciones. Insisto, no tiene por qué ser en pareja, pasa tiempo de calidad contigo mismo/a. Todo esto puede hacer que bajen significativamente los niveles de cortisol.

¿Qué más puedo hacer?

Aunque muchas personas no lo sepan, también es muy importante dormir bien y las horas necesarias. Asegúrate de obtener suficiente descanso y prioriza el sueño de calidad, lo cual tendrá repercusiones positivas en tu deseo. Además, practicar ejercicio y una alimentación saludable también te ayudarán en tu búsqueda del deseo. El ejercicio regular y una dieta equilibrada pueden ayudar a reducir el estrés y mejorar la salud en general. Una mente y un cuerpo saludables son más propensos al deseo sexual.

Por otro lado, hablar con tu pareja sobre tus deseos y necesidades sexuales es fundamental para mantener una vida sexual saludable y satisfactoria. La comunicación abierta es importantísima. Comunica a tu pareja cuáles son tus fantasías, que te gusta y que no te gusta, para que podáis experimentar, explorar nuevas fantasías y jugar juntos. La novedad y la diversión pueden aumentar el deseo sexual. Y si no tienes pareja estable, es igual de importante hacerlo con tu pareja sexual del momento o contigo misma/o a solas. Experimenta y disfruta de tu sexualidad.

El deseo sexual es una parte importante de la vida y la relación de pareja. Para que el deseo florezca, debemos aprender a relajarnos y gestionar el estrés. La relajación, el tiempo de calidad y una vida equilibrada son clave para mantener una vida sexual saludable y satisfactoria.

Recuerda que también tienes la opción de realizar una consulta por videoconferencia con nosotras para resolver las dudas que este tema te pueda surgir y que te ayudemos a abordar la situación si lo necesitas.

Suscríbete para recibir en tu email todas las noticias de Sexo en la piel

Suscríbete para recibir en tu email todas las noticias de Sexo en la piel

You have Successfully Subscribed!