¿Necesitamos las mujeres “más confianza” que los hombres para llegar al orgasmo?

¿Necesitamos las mujeres “más confianza” que los hombres para llegar al orgasmo?

Siempre se dice que las mujeres tardamos mucho más en llegar al orgasmo en pareja porque necesitamos sentirnos más especiales, queridas, que nos cuesta más coger confianza y sentirnos a gusto con una persona. En contra de esto estarían los hombres, que parece que ellos no necesitan toda esta confianza ni todo este cariño, ni sentirse especiales, ni seguros para tener un orgasmo, porque “a ellos les da todo igual” y realmente no les importa. ¿Crees que esto es cierto? ¿Estás de acuerdo con lo que socialmente se piensa? Vamos a descubrirlo. ¿Necesitamos las mujeres “más confianza” para llegar al orgasmo que los hombres?

La mujer y su tendencia a cuidar y procurar

En primer lugar, debemos tener en cuenta que por norma general, las mujeres hemos sido educadas para preocuparnos por el bienestar de quienes nos rodean. Normalmente,  no limitamos nuestra atención sólo a la pareja, es una disposición que abarca también a familiares, amigos. Pero, con la pareja y en el ámbito íntimo, es habitual que esta tendencia se manifieste de manera especial. Es habitual que intentemos procurar toda la comodidad posible a nuestra pareja para que pueda abandonarse al placer, creando un espacio donde la conexión emocional y física pueda florecer. La preocupación va más allá de lo físico; nos esforzamos por asegurar que nuestra pareja se sienta no sólo deseada, sino también valorada y completamente a gusto. 

Ellos ya tienen todo ese cariño

Entonces, ¿es cierto que las mujeres necesitamos “más confianza” para llegar al orgasmo que los hombres? Por supuesto que no. Aquí estamos cometiendo un pequeño error de razonamiento. No es que los hombres no necesiten toda esa confianza y esa tranquilidad para sentirse a gusto en pareja y poder tener un orgasmo. Claro que lo necesitan, la importancia de la confianza y de la conexión emocional en pareja suele ser importantísima para ambos sexos, pero, normalmente los hombres ya tienen toda esa confianza y bienestar en las relaciones. Sobre todo, en las relaciones heterosexuales es algo que se da por sentado.

Ellos ya obtienen de las mujeres todo el cariño, el respeto, el amor, la confianza que se necesita, que cualquier ser humano necesita para tener un orgasmo en pareja, porque la tendencia general de la mayoría de las mujeres va a ser la de procurar todos esos cariños, esos afectos y esos cuidados para que su pareja se sienta a gusto con ella en la cama. Incluso, aunque sea un rollo de una noche.

Conclusión

La realidad es que ambos géneros valoran y requieren una base sólida de confianza y conexión emocional en sus relaciones íntimas. Dado que la tendencia de las mujeres suele ser la de cuidar y procurar, el hombre no necesita demandar todo ese cariño y toda esa confianza, no porque no la necesite, sino porque ya la tiene en su relación de forma natural. 

Contacta con nosotras

Si estás interesado en mejorar tu vida sexual, recuerda que siempre tienes la opción de realizar una consulta por videoconferencia con nosotras para resolver las dudas que este tema te pueda generar y te ayudaremos a abordar la situación si lo necesitas.

Si quieres aprender más acerca de muchos otros temas sobre sexualidad también puedes visitar mi cuenta de instagram.

¿Es malo utilizar juguetes eróticos?

¿Es malo utilizar juguetes eróticos?

Esta es una pregunta que a menudo se plantea en el ámbito de la sexualidad. Los juguetes eróticos son una parte común y emocionante de la vida sexual de muchas personas. Sin embargo, también existen inquietudes y preguntas sobre si su uso puede tener efectos negativos en la satisfacción sexual o la sensibilidad. ¿Es malo utilizar juguetes eróticos? En este artículo, exploraremos esta pregunta y proporcionaremos información clave sobre el uso de juguetes eróticos.

juguetes eróticos

¿Pueden provocar pérdida de sensibilidad?

Para abordar esta cuestión, es importante entender que los juguetes eróticos en sí mismos no generan pérdida de sensibilidad ni dificultan la capacidad de alcanzar el orgasmo. De hecho, los juguetes eróticos se han diseñado específicamente para aumentar la estimulación y el placer sexual. Así que no, no es malo utilizar juguetes eróticos.

Sin embargo, existe una consideración importante: el uso constante y monótono de un juguete erótico particular, junto con una estimulación excesivamente potente o directa, puede, con el tiempo, llevar a una cierta forma de adaptación o habituación. En otras palabras, el cuerpo puede acostumbrarse a una estimulación específica y llegar a depender de ella para alcanzar el orgasmo. Esto no significa que los juguetes sean dañinos, sino que el patrón de uso puede serlo.

Como evitar la adaptación y maximizar el placer

La clave para evitar que los juguetes eróticos provoquen adaptación o habituación y, por ende, dificulten la llegada al orgasmo, es la variedad. En lugar de depender exclusivamente de un juguete o de un tipo específico de estimulación, es beneficioso explorar diferentes opciones y técnicas.

  • Variedad de juguetes eróticos: En el mercado existen numerosos tipos de juguetes eróticos, desde succionadores de clítoris hasta balitas vibradoras, pasando por consoladores y más. Cambiar entre estos juguetes puede proporcionar una experiencia sexual diversa y emocionante.
  • Diferentes tipos de estimulación: La intensidad de la estimulación puede variar ampliamente. Puedes experimentar con diferentes niveles de potencia y tipos de estimulación, desde suave y lenta hasta intensa y rápida.
  • Exploración de posturas: No es necesario masturbarse de la misma manera o en la misma posición en cada ocasión. Experimentar con diferentes posturas y métodos puede añadir un elemento de sorpresa y emoción a tu vida sexual.
  • Trabajar la excitación: Tomarse el tiempo para aumentar la excitación es esencial. En lugar de apresurarse para llegar al orgasmo, dedicar tiempo a explorar sensaciones y disfrutar del proceso puede contribuir a una experiencia sexual más satisfactoria.
  • Utilizar las manos y los dedos: si intercalamos la masturbación manual con los juguetes eróticos acostumbraremos al cuerpo y a la mente al uso de ambos y será más difícil que se produzca la habituación o dependencia de los juguetes.

Conclusión

En resumen, los juguetes eróticos no son intrínsecamente dañinos ni causan pérdida de sensibilidad. Más bien, es el uso que hacemos de ellos lo que nos puede acabar causando dependencia. La estimulación constante de una forma específica podría, a la larga, dificultar la llegada al orgasmo sin la presencia del juguete debido a la habituación. La clave para maximizar el placer y prevenir la adaptación es la variedad y la exploración.

Los juguetes eróticos pueden ser herramientas emocionantes para mejorar la intimidad y el placer sexual. La comunicación abierta con tu pareja sobre tus preferencias y deseos puede ayudar a integrar los juguetes eróticos de manera saludable en tu vida sexual. Cada persona es única, y es importante descubrir qué enfoque funciona mejor para satisfacer tus necesidades y deseos sexuales.

Si te interesa este tema, te recomendamos que leas este artículo que tenemos publicado en el blog sobre por qué me cuesta llegar al orgasmo de más de una manera. Te ayudará a ampliar información y comprender bien el proceso de habituación del que te hemos hablado.

Contacta con nosotras

Si estás interesado en mejorar tu vida sexual, recuerda que siempre tienes la opción de realizar una consulta por videoconferencia con nosotras para resolver las dudas que este tema te pueda generar y te ayudaremos a abordar la situación si lo necesitas.

Si quieres aprender más acerca de muchos otros temas sobre sexualidad también puedes visitar mi cuenta de instagram.

Los beneficios del orgasmo

Los beneficios del orgasmo

El orgasmo es una experiencia fantástica, divertida y muy placentera. Muchas personas vienen a mi consulta a hacer terapia sexual cuando tienen dificultades para disfrutarlo con plenitud. Problemas para alcanzarlo con facilidad, pérdida de control sobre el mismo o, incluso, cuando no son capaces de sentirlo. Otras veces, acuden para aprender a alcanzarlo de diferentes maneras y con la estimulación de distintas partes del cuerpo.

Qué es el orgasmo

orgasmoUn orgasmo es un reflejo que se origina en la parte baja de la médula espinal y que asciende hasta el cerebro. La señal que recibe el cerebro es la de una sensación de muchísimo placer, un pico de placer máximo. Como todos los reflejos, los orgasmos se aprenden y se condicionan. De este modo, podemos aprender a tenerlos, a sentirlos y a disfrutarlos de muchas maneras.

Por lo general, aprendemos a tenerlos en un momento determinado de nuestra vida, de una manera concreta. Después, repetimos ese aprendizaje una y otra vez. Por ejemplo, aprendemos a tener orgasmos estimulándonos el clítoris con la mano en la adolescencia y, a partir de ahí, continuamos el resto de nuestra vida adulta masturbándonos de esa manera para conseguirlo.

Cómo llegar al orgasmo

La mayoría aprende a llegar mediante la estimulación manual de los genitales. Los genitales son la parte del cuerpo que más terminaciones nerviosas tiene y, por tanto, son más fáciles de estimular. Además, culturalmente se nos ha enseñado a disfrutar de la sexualidad a nivel genital. Esto no significa que no podamos conseguirlo con cualquier otra parte del cuerpo.

Para que tengamos uno es necesario que haya un gran acúmulo de excitación sexual. Esta excitación se puede conseguir con cualquier cosa o con cualquier parte del cuerpo que nos guste lo suficiente. Fantasías, sueños, pecho, cuello, ano, pies, punto G… pueden ser tan excitantes que nos lleven al orgasmo. Puede parecer muy difícil, pero hay muchas más personas de las que creéis que tienen esta habilidad. En la consulta enseño distintas maneras de llegar al orgasmo.

Beneficios del orgasmo

  • orgasmoEs muy muy placentero y muy muy divertido. Eso ya es un beneficio en sí mismo, pues nos permite disfrutar de un momento de máximo disfrute con nuestro cuerpo
  • Las endorfinas que se general y que nos provocan el placer, además, son responsables del aumento del estado de ánimo y de la alegría y felicidad que sentimos tras tenerlos. Este efecto puede durar horas e, incluso, días. Una persona que tenga orgasmos de forma frecuente tendrá más probabilidades de ser una persona feliz
  • Durante el orgasmo no existen los problemas ni las preocupaciones. Es un momento único en el que no existe nada más que el placer. Nada más
  • Mejora la actividad del cerebro y la memoria. Las hormonas y procesos bioquímicos mejoran la actividad del cerebro. Además, el olvidarse durante un rato de las preocupaciones y centrarse en el placer nos hace relajarnos, coger perspectiva y funcionar mucho mejor
  • Es muy relajante. Tras tenerlo se produce una sensación de bienestar y relajación fantástica. El cuerpo y la mente se dejan llevar, se relajan y se vuelven livianos
  • Tiene también beneficios para la piel y el cabello. Los estrógenos que se liberan y el agua y el aceite que segregan las glándulas sudoríparas se encargan de hidratar y proteger la piel y el pelo, haciendo que se vean más bonitos y brillantes
  • Alivia los dolores de cabeza. Se alivia la tensión de las venas cerebrales, mejora el riego sanguíneo y, por tanto, se libera la presión. De este modo, los dolores de cabeza disminuyen significativamente, como si tomásemos un analgésico
  • Fortalece y tonifica los músculos del suelo pélvico. Las contracciones que se generan en los genitales durante el orgasmo fortalecen el suelo pélvico, manteniéndolo en forma
  • Mantiene jóvenes los genitales. El aumento del riego sanguíneo durante las relaciones sexuales y el orgasmo, las contracciones del suelo pélvico y la posterior relajación hacen que los genitales se mantengan jóvenes y no se atrofien.
  • Facilita y promueve la acción defensiva del sistema inmunitario. Una vida sexual activa y con orgasmos mantiene el sistema inmune activo, protegiéndonos con más eficacia ante infecciones y enfermedades
  • Mejora el flujo sanguíneo y la tensión arterial. Al ser una actividad física, todo el cuerpo se pone en marcha como si de un deporte se tratase. De este modo, aumenta la circulación sanguínea y disminuye la tensión arterial

Ana Lombardía. 

El orgasmo masculino. Charla

El orgasmo masculino. Charla

orgasmo masculino charlaEL ORGASMO MASCULINO.

  • Fecha: Jueves 17 de Noviembre de 2016
  • Horario: de 20.00 a 21.30 horas
  • Destinado a: todas las personas, hombres y mujeres, que quieran aprender más sobre el funcionamiento del orgasmo masculino
  • Lugar:  Amantis Chueca. Calle Pelayo, 46, Madrid. Metro Chueca
  • Precio por persona: 20 euros
  • Imparte: Ana Lombardía

En esta charla aprenderemos qué es un orgasmo y las particularidades del orgasmo masculino. Veremos cómo aprende a tenerlos, cómo se producen y cómo se desencadenan. Aprenderemos todo lo necesario para disfrutar aun más de la sexualidad, tanto a solas como en pareja.

  • El orgasmo masculino
  • El aprendizaje del orgasmo
  • Las condiciones favorables para el orgasmo
  • El descontrol
  • Las dificultades para alcanzarlo
  • El control de la eyaculación
  • Distintos tipos de orgasmo
  • Multiorgasmia masculina

Para consultar dudas y más información, contáctame aquí. Para inscribirte en el taller, manda un email a talleresmadrid@amantis.net

Finjo los orgasmos y quiero dejar de hacerlo

Finjo los orgasmos y quiero dejar de hacerlo

finjo los orgasmosFinjo los orgasmos y quiero dejar de hacerlo. La gran mayoría de las mujeres ha fingido un orgasmo en uno u otro momento de su vida. Algunas lo hacen de forma puntual, por ejemplo, cuando un día no consiguen correrse por el motivo que sea y quieren que su pareja de por terminado el encuentro sexual. Otras, fingen los orgasmos de manera habitual, ya sea con su pareja o con relaciones casuales.

A veces llega un momento en que estas mujeres se cansan de simular su placer y quieren empezar a disfrutar de verdad. Las que no tienen una pareja estable no tienen más que enseñar a sus nuevos compañeros sexuales cómo estimularlas para llegar al orgasmo, dejando las mentiras a un lado desde el principio. Las que tienen una pareja estable lo tienen más complicado: ¿cómo le dices a tu chico que, todo aquello que siempre te hace, en realidad, no te gusta? ¿Cómo le explicas que, en realidad, nunca o casi nunca has llegado al orgasmo con él? ¿que vuestra vida sexual no tan satisfactoria para ti como él cree?

Finjo los orgasmos y quiero dejar de hacerlo

Tengo pareja estable, finjo los orgasmos y quiero dejar de fingirlos para empezar a tenerlos. Si este es tu caso, voy a comentarte algunas claves para llevar a cabo el proceso minimizando la posibilidad de herir a tu pareja, de arruinar vuestra vida sexual o de destruir la relación.

  • La primera opción que tienes, la más obvia y directa, es la de ser sincera:  dile que le quieres, que te encanta meterte en la cama con él, pero que tienes dificultades para llegar al orgasmo y que lamentas no habérselo dicho antes, pues tenías miedo de herir sus sentimientos. Sé asertiva y asume tu responsabilidad en el asunto: si tú no llegas al orgasmo con él es porque no le has enseñado cómo hacerlo… o porque tú misma no tienes ni idea de cómo lograrlo. Es muy importante desculpabilizarle a él y asumir tu papel en todo esto. Explícale también que quieres cambiar la situación y aprender a disfrutar al máximo con él

Esta opción es para las muy valientes y para las relaciones a prueba de balas. Una confesión como ésta puede hacer que la relación más estable se tambalee, así que es importante llevarla a cabo en un buen momento y con mucho tacto. Si no te atreves con esta opción, te comento algunas maneras más de hacerlo:

  1.  finjo los orgasmosDe manera cautelosa y progresiva, coméntale que estás experimentando cambios en tu manera de vivir la        sexualidad, que te sientes diferente y que vives las relaciones sexuales de otra manera. Incide en que es un  cambio positivo, que te hará disfrutar aun más y que enriquecerá vuestra relación de pareja.
  2. Cuéntale que quieres probar cosas nuevas: juegos nuevos, prácticas nuevas, formas de estimularos nuevas…
  3. Proponle dejar de hacer lo que hacéis siempre en la cama y jugar a exploraros y descubriros de nuevo: conocer vuestros cuerpos de nuevo, descubrir nuevas formas de placer, caricias nuevas…
  4. Todo esto debe llevarse a cabo con el único objetivo de pasároslo bien y de disfrutar. El objetivo no debe ser llegar al orgasmo, sino el placer por el placer. De esta manera te quitarás la presión de tener que llegar al orgasmo y, por otro lado, disfrutaréis más de lo que estéis haciendo
  5. Suele funcionar muy bien jugar a prohibir la penetración y el llegar al orgasmo, las dos cosas que parece que nunca pueden faltar en una relación sexual. Al hacerlo, te obligas a buscar nuevas formas de disfrutar y de aumentar la excitación

Si tus dificultades para llegar al orgasmo no tienen que ver únicamente con tu pareja, sino que también te cuesta llegar a solas, lo mejor es que nos consultes para que te ayudemos a solucionarlo. También podemos resultarte útiles para descubrir cómo llegar al orgasmo en pareja, utilizando formas de estimularte nuevas y aprendiendo a desinhibirte.

Ana Lombardía.

Suscríbete para recibir en tu email todas las noticias de Sexo en la piel

Suscríbete para recibir en tu email todas las noticias de Sexo en la piel

You have Successfully Subscribed!