Finjo los orgasmos y quiero dejar de hacerlo

Finjo los orgasmos y quiero dejar de hacerlo

finjo los orgasmosFinjo los orgasmos y quiero dejar de hacerlo. La gran mayoría de las mujeres ha fingido un orgasmo en uno u otro momento de su vida. Algunas lo hacen de forma puntual, por ejemplo, cuando un día no consiguen correrse por el motivo que sea y quieren que su pareja de por terminado el encuentro sexual. Otras, fingen los orgasmos de manera habitual, ya sea con su pareja o con relaciones casuales.

A veces llega un momento en que estas mujeres se cansan de simular su placer y quieren empezar a disfrutar de verdad. Las que no tienen una pareja estable no tienen más que enseñar a sus nuevos compañeros sexuales cómo estimularlas para llegar al orgasmo, dejando las mentiras a un lado desde el principio. Las que tienen una pareja estable lo tienen más complicado: ¿cómo le dices a tu chico que, todo aquello que siempre te hace, en realidad, no te gusta? ¿Cómo le explicas que, en realidad, nunca o casi nunca has llegado al orgasmo con él? ¿que vuestra vida sexual no tan satisfactoria para ti como él cree?

Finjo los orgasmos y quiero dejar de hacerlo

Tengo pareja estable, finjo los orgasmos y quiero dejar de fingirlos para empezar a tenerlos. Si este es tu caso, voy a comentarte algunas claves para llevar a cabo el proceso minimizando la posibilidad de herir a tu pareja, de arruinar vuestra vida sexual o de destruir la relación.

  • La primera opción que tienes, la más obvia y directa, es la de ser sincera:  dile que le quieres, que te encanta meterte en la cama con él, pero que tienes dificultades para llegar al orgasmo y que lamentas no habérselo dicho antes, pues tenías miedo de herir sus sentimientos. Sé asertiva y asume tu responsabilidad en el asunto: si tú no llegas al orgasmo con él es porque no le has enseñado cómo hacerlo… o porque tú misma no tienes ni idea de cómo lograrlo. Es muy importante desculpabilizarle a él y asumir tu papel en todo esto. Explícale también que quieres cambiar la situación y aprender a disfrutar al máximo con él

Esta opción es para las muy valientes y para las relaciones a prueba de balas. Una confesión como ésta puede hacer que la relación más estable se tambalee, así que es importante llevarla a cabo en un buen momento y con mucho tacto. Si no te atreves con esta opción, te comento algunas maneras más de hacerlo:

  1.  finjo los orgasmosDe manera cautelosa y progresiva, coméntale que estás experimentando cambios en tu manera de vivir la        sexualidad, que te sientes diferente y que vives las relaciones sexuales de otra manera. Incide en que es un  cambio positivo, que te hará disfrutar aun más y que enriquecerá vuestra relación de pareja.
  2. Cuéntale que quieres probar cosas nuevas: juegos nuevos, prácticas nuevas, formas de estimularos nuevas…
  3. Proponle dejar de hacer lo que hacéis siempre en la cama y jugar a exploraros y descubriros de nuevo: conocer vuestros cuerpos de nuevo, descubrir nuevas formas de placer, caricias nuevas…
  4. Todo esto debe llevarse a cabo con el único objetivo de pasároslo bien y de disfrutar. El objetivo no debe ser llegar al orgasmo, sino el placer por el placer. De esta manera te quitarás la presión de tener que llegar al orgasmo y, por otro lado, disfrutaréis más de lo que estéis haciendo
  5. Suele funcionar muy bien jugar a prohibir la penetración y el llegar al orgasmo, las dos cosas que parece que nunca pueden faltar en una relación sexual. Al hacerlo, te obligas a buscar nuevas formas de disfrutar y de aumentar la excitación

Si tus dificultades para llegar al orgasmo no tienen que ver únicamente con tu pareja, sino que también te cuesta llegar a solas, lo mejor es que nos consultes para que te ayudemos a solucionarlo. También podemos resultarte útiles para descubrir cómo llegar al orgasmo en pareja, utilizando formas de estimularte nuevas y aprendiendo a desinhibirte.

Ana Lombardía.

Nunca había tenido un orgasmo. Experiencia con la sexóloga

Nunca había tenido un orgasmo. Experiencia con la sexóloga

nunca había tenido un orgasmoHe tenido unos meses en consulta a una chica que nunca había tenido un orgasmo y que, además, tenía dificultades en sus relaciones de pareja, pues tendía a relacionarse con chicos que no le hacían sentir bien. Fuimos trabajando y, poco a poco, conseguimos solucionar ambas cosas. Le he pedido que os cuente cómo fue su experiencia conmigo y este es el resultado:

Empecé mi terapia con Ana para tratar principalmente dos cosas:
– Mi tendencia a involucrarme en relaciones tóxicas
– Mi incapacidad para tener orgasmos

Lo que yo no sabía es que ambos temas estaban estrechamente relacionados y se trataba de una gran falta de autoestima o amor propio. El hecho de no quererme lo suficiente era el motivo por el cual mi criterio a la hora de elegir una pareja era tan bajo. No exigía nada y me conformaba con cualquier persona con tal de recibir mis dosis de cariño y apreciación.

El hecho de no tener orgasmos yo pensaba que se debía a la inseguridad y el miedo. Y en parte se trataba de eso, pero también, para mi sorpresa, mi necesidad de complacer a la pareja ya que yo no valgo lo suficiente como para ser complacida, negaba todas mis capacidades de sentir, y sobre todo, de sentir que yo también merecía disfrutar.

Empecé trabajando mis pensamientos erróneos los cuales llevaba muy interiorizados, como: “tienen que cuidar de mí, tienen que apreciarme” Y los modifiqué hacia una visión más realista como “Tengo que cuidarme, tengo que apreciarme”. Junto a Ana, he tenido que aprender qué cosas me gusta hacer y hacerlas. Debido a mi total carencia de amor propio y dedicación a mis parejas, había perdido mi identidad y me encontraba sin saber quién era yo realmente. Juntas, construimos un árbol de éxitos y metas logradas, así como futuros objetivos para darme cuenta de todas las cosas que yo misma había conseguido. También construimos una rutina de actividades que no involucraran llamar la atención del sexo opuesto para sentir apreciación.

Junto con su ayuda y la terapia sexitiva, aprendí a sentir, a dejarme llevar y disfrutar de las relaciones sexuales tanto en pareja como sola y a tener orgasmos. Aprendí que merezco ser protagonista yo también. Y es cierto, que a veces me siento insegura, a veces tengo ganas de quedarme en la cama y no hacer nada y a veces tengo miedo. Pero gracias a todos los recursos que Ana a puesto a mi disposición, puedo sobrellevar la situación y salir de ella exitosamente sin necesidad de atención. Había ido a muchas terapias anteriormente, y nunca me habían dicho: ya puedes continuar sin mí. Y sin duda, he aprendido quién soy y por lo tanto, ahora puedo ser yo.

Aprende a tener orgasmos vaginales. Taller

Aprende a tener orgasmos vaginales. Taller

aprende a tener orgasmos vaginales tallerAPRENDE A TENER ORGASMOS VAGINALES

Los orgasmos son un reflejo y, como tal, se aprenden. Podemos desencadenarlos de muchas maneras: con la estimulación del clítoris, del pecho, del cuello, con la mente… ¡con cualquier cosa que nos resulte lo suficientemente excitante! Generalmente aprendemos a desencadenar los orgasmos de una única manera y, como nos gusta, lo repetimos una y otra vez. De este modo, el reflejo se afianza y, cuando intentamos tener un orgasmo de otra manera, nos cuesta.

En este taller vamos a aprender a tener orgasmos con la estimulación del Punto G, lo que se conoce como “orgasmos vaginales”. Os contaremos la teoría de cómo conseguirlos y luego lo veremos de una forma muy práctica. Os llevaréis a casa una técnica muy concreta que podréis aplicar a solas o con vuestras parejas.

Pincha aquí para inscribirte o aquí para pedir más información. También puedes reservar tu plaza llamando al teléfono 914 686 178 o a través del correo electrónico contacto@sexoenlapiel.com

Dificultades para llegar al orgasmo. Charla

Dificultades para llegar al orgasmo. Charla

orgasmoDIFICULTADES PARA LLEGAR AL ORGASMO

En esta charla aprenderemos cómo funciona el deseo, la excitación y el orgasmo. Descubriremos cómo funciona el orgasmo, cómo se desencadena, los mecanismos que lo rigen, los factores psicológicos y emocionales implicados y cómo conseguirlo con facilidad.

Después, tendremos un espacio de tiempo para que, quien quiera, formule sus preguntas, exponga casos concretos y resuelva dudas.

Pincha aquí para inscribirte aquí para pedir más información. También puedes reservar tu plaza llamando al teléfono 914 686 178 o a través del correo electrónico: info@losplaceresdelola.com

Me cuesta llegar al orgasmo

Me cuesta llegar al orgasmo

Muchas personas, hombres y mujeres, tienen problemas para llegar al orgasmo. Los motivos por los que a las mujeres y a los hombres les cuesta llegar al orgasmo pueden ser distintos, aunque en la base de todos ellos están los miedos, el desconocimiento y la ansiedad. Salvo algunos casos excepcionales, la mayoría tienen que ver con factores psicológicos. Vamos a comentar las causas diferenciando las de los hombres de las de las mujeres, aunque muchas veces son las mismas y se mezclan entre si.

Me cuesta llegar al orgasmo: Causas de las dificultades de las mujeres

  1. Me cuesta llegar al orgasmoDesconocimiento: algunas mujeres no conocen su cuerpo, no saben como estimularlo ni como sentir placer. No saben qué hacer para sentir un orgasmo, ni a solas ni con su pareja. La falta de educación sexual y de exploración de su cuerpo suele estar detrás de ello
  2. Ideas erróneas sobre la sexualidad: creer que la sexualidad es algo sucio, inmoral, que el placer es sólo para los hombres, que tienen que ser pasivas durante el sexo, que tienen que dejarse hacer, que debe ser el hombre el que las haga disfrutar… estos mitos y otros muchos más están detrás de las dificultades para llegar al orgasmo
  3. Ansiedad: preocupaciones, estrés, problemas… hacen que la mujer no esté relajada y, por tanto, no llegue al orgasmo
  4. No dejarse llevar: para llegar al orgasmo hay que dejarse llevar y descontrolar ante las sensaciones. El placer es lo único que importa en ese momento, nada más. A veces a las mujeres les cuesta dejarse llevar pues les da miedo no tener el control y quieren estar atentas y vigilantes todo el tiempo. Esto es propio de mujeres muy perfeccionistas, tensas y a las que les gusta tener todo bajo control
  5. Vergüenza: sentir vergüenza del propio cuerpo, no sentirse a gusto desnudas, incomodidad frente a que su pareja o ellas mismas se toquen los genitales, vergüenza a dejarse llevar, descontrolar y gemir delante de su pareja…
  6. Problemas de pareja: si la relación de pareja no va bien es posible que a la mujer le cueste disfrutar de la relación sexual y no consiga sentir un orgasmo

Causas de las dificultades de los hombres

  1. Miedo al embarazo: el miedo a un embarazo no deseado hace que el hombre tenga miedo de eyacular y, por tanto, esa ansiedad le impida dejarse llevar y llegar al orgasmo
  2. Me cuesta llegar al orgasmoMiedo al compromiso: el miedo a comprometerse con su pareja puede hacer que un hombre reprima el orgasmo para evitar ese momento tan íntimo y cercano con su pareja
  3. Miedo al abandono: el temor a que la pareja le deje puede hacer que el hombre no se deje llevar, esté tenso y no llegue al orgasmo
  4. No dejarse llevar: la vergüenza a descontrolar delante de la pareja es un factor muy común, tanto en hombres como en mujeres
  5. El tamaño del pene: la insatisfacción con el tamaño del pene puede hacer que el hombre se sienta inseguro y, por tanto, no se sienta libre y relajado en la relación sexual
  6. Temor a no funcionar: el miedo a no dar la talla, a perder la erección, a no ser un buen amante… son elementos que impiden que el hombre se centre en sus sensaciones y no disfrute del encuentro sexual
  7. Idealización de la mujer: ver a la mujer como un ser superior a él, endiosado e idealizado hace que él se coloque en un plano inferior y se sienta inseguro, dificultando el disfrute y el correrse
  8. Obsesión con el placer de la pareja: centrarse demasiado en complacer a la pareja hacen que el hombre se olvide de su propio placer y no llegue a orgasmo
  9. Consumo de sustancias: alcohol, medicamentos y drogas afectan a la capacidad orgásmica
  10. Cansancio, estrés y preocupaciones: para disfrutar durante el sexo hay que centrarse en el placer, en nada más

En la consulta trabajo para que las personas superen sus dificultades para llegar al orgasmo eliminando sus miedos, vergüenzas e inseguridades, creando las circunstancias adecuadas para el disfrute sexual y enseñándolas a sentir el placer y dejarse llevar ante él.

Si quieres, ¡contáctame y concertamos una cita! Es una dificultad muy común que se soluciona muy bien en la consulta.

Ana Lombardía.