Mi marido tiene cibersexo con otras mujeres ¿debería dejarle?

Mi marido tiene cibersexo con otras mujeres ¿debería dejarle?

Mi marido tiene cibersexo con otras mujeresA mi marido siempre le ha gustado hablar con la gente, y en especial con las mujeres, con las que siempre quiere hacerse el interesante. Fuera de casa es simpático, amable, atento, pero de puertas para dentro nada de esto se ve, incluso no le cuesta sacar los gritos.

El caso es que últimamente he descubierto que se ha estado dedicando a llamar por teléfono a mujeres y a contactar en los chats. Mi marido tiene cibersexo con otras mujeres. Al preguntarle, me dijo que eran amistades con las que intercambiaba recetas, pero he descubierto que llegó a hacer juegos amorosos con ellas virtualmente, masturbándose y mandando fotos de sus genitales. Al principio me lo negó, y luego lo reconoció y me prometió que no lo haría más. Pero sí lo ha hecho. Aunque intento creerle, me engaña continuamente. Además cada día estamos más distanciados y no tiene interés por casi nada. Se pasa el día charlando con quien sea, y por la tarde se va a un local de jubilados a jugar a cartas (tiene 63 años).

No colabora con casi nada de la casa, y no soporta que le diga que podría hacer esto o aquello. Yo no trabajo, pero estoy bastante ocupada haciendo cursillos y de voluntaria en Cáritas; lo único que compartimos son clases de yoga y gimnasio. ¿Debería separarme? Me resisto porque me asusta vivir sola. Muchas gracias por prestar atención a mi carta y le agradeceré su opinión al respecto, pues no sé qué dirección tomar. 

Para tomar una decisión al respecto de tu situación de pareja debes evaluar la situación y decantarte por lo que a la larga te va a hacer sentir mejor y más a gusto con tu vida. Por lo que me cuentas, tu marido y tú os habéis distanciado y, además, él se está relacionando con terceras personas; ambas cosas te duelen y te hacen infeliz. Ahora mismo no estás satisfecha con lo que tienes y, por lo que parece, él no está dispuesto a hacer ninguno de los cambios que tú necesitas. En estas circunstancias, debes ser tú la que haga los cambios para sentirte bien y ser feliz.

Mi marido tiene cibersexo con otras mujeresCuando tenemos una situación que no nos gusta tenemos dos opciones: la primera es cambiar esas circunstancias. En este caso, para cambiar las circunstancias podrías intentar mejorar la situación con tu marido, insistirle en los cambios que necesitas, acudir juntos a terapia de pareja…

Separarse es otra forma de cambiar las circunstancias que no te gustan. Separarse puede dar miedo, y más si te asusta vivir sola. Aun así, puede ser una opción dado que ahora mismo tienes una situación que no te gusta y, si te separas, dejas la puerta abierta a que llegue algo que sí pueda ser bueno. Al principio y hasta que rehagas tu vida y tu rutina lo puedes pasar mal… pero ya lo estás pasando mal ahora mismo también.

La segunda opción que tenemos cuando tenemos una situación que no nos gusta es la de adaptarnos a esa situación y cambiar la forma que tenemos de verla. ¿Crees que podrías seguir con tu marido y hacer tu vida, sin importarte lo que él haga? ¿Podrías no sentirte sola conviviendo bajo el mismo techo pero haciendo vidas distintas? ¿Serías feliz con eso? ¿Lo prefieres a separarte?

Ir a la consulta de un/a psicóloga podría ayudarte a enfrentar la situación y ayudarte a tomar la decisión. ¡Mucho ánimo!

Ana Lombardía.

Artículo de la revista Psicología Práctica. Puedes encontrar más artículos como este en el consultorio sentimental que llevo en esta revista ?

Me cuesta tener relaciones tras dejarlo con mi pareja

Me cuesta tener relaciones tras dejarlo con mi pareja

Hola! Te escribo porque, tras una relación de larga duración, me cuesta tener en la actualidad relaciones sexuales. 

relacionesEs normal que, tras una relación de larga duración, te cueste mantener relaciones sexuales con otras personas.

El sexo tiene que ver con la comunicación, la intimidad, la confianza, los vínculos… eso es algo que se construye con el tiempo, esfuerzo y dedicación. Es muy frecuente que, tras pasar mucho tiempo con una misma persona, te cueste abrirte de nuevo a una persona diferente:

  1. Después de un tiempo con una misma persona, nos hemos acostumbrado a ella, a su forma de ser, de tocar, de sentir, de tratarnos… por lo que una persona nueva, diferente, puede resultarnos de entrada incómoda e, incluso, asustarnos un poco
  2. Mostrarnos y abrirnos, tanto física como emocionalmente a alguien nuevo puede parecernos difícil tras  una relación larga: enseñar nuestro cuerpo, dejar que nos toquen, mostrar nuestras emociones, nuestras inseguridades…
  3. Las prácticas y técnicas sexuales que llevamos aplicando durante mucho tiempo con una pareja suelen cambiarse y modificarse cuando entra en juego una nueva persona, adaptándose a ella. Esto también requiere tiempo, confianza, práctica y complicidad
  4. Tu nueva pareja también necesita conocerte, cogerte confianza y saber de ti para sentirse a gusto y hacerte sentir a gusto a tí también, para daros placer y cariño

No sé cómo es tu caso concreto ni cuáles son tus circunstancias, pero sí puedo decirte que es normal lo que te ocurre y que no eres la primera ni la única a la que le sucede esto.

Si me concretas un poco más, seguro que puedo ayudarte de forma más personalizada. :). Recuerda también que también atiendo en persona en mi consulta.

Un abrazo!!

Ana Lombardía